Bitácora de los socialistas de distrito Centro


SOCIALISTAS Y DEL 15M
19 febrero 2013, 9:45 am
Filed under: Opinión | Etiquetas: ,

Socialistasydel15M-EnriquePor Enrique Martín @EnriqueMartinn. Algunos pueden pensar que el llamado movimiento 15M y el PSOE son como el agua y el aceite: no se pueden unir ni mezclar. El conocido grito en sus manifestaciones “¡PSOE PP, la misma mierda es!”, unido a su surgimiento durante el Gobierno de Zapatero, y la interpretación de que la caída electoral del PSOE se incrementó debido a las movilizaciones quincemayistas, ha hecho que muchos militantes socialistas, y sobre todos muchos dirigentes del partido, lo vean con muy pocas simpatías. A las antipatías además se suele unir una ignorancia sobre lo que es, y no es, el movimiento 15M, muy considerable, dado que no se entiende esta nueva realidad social, y se dejan llevar por las desinformaciones (y omisiones) que suelen extender los grandes medios de comunicación (que más bien habría que llamar medios de engaño y manipulación).

La prueba más evidente de que es falsa la incompatibilidad entre el PSOE y el 15M está en el hecho de que muchos militantes y votantes del PSOE forman parte del 15M. Yo mismo soy uno de los ejemplos. Soy afiliado desde hace mucho tiempo, y vengo participando activamente en el movimiento 15M desde sus inicios, en la manifestación del 15 de mayo de 2011. Y no soy una excepción. En mayor o menor medida, miles de socialistas han participado en las acciones del 15M. ¿Cómo es posible ésto?

Lo primero que hay que tener claro es que el 15M es un movimiento social, formado por ciudadanos, ciudadanas, grupos y entidades sociales muy heterogéneo. No es una asociación, no es un sindicato, no es un partido político. Aquí no hay ejecutivas, ni jefes, ni disciplinas partidarias, ni el 15M se va a presentar como tal a las elecciones. El 15M es la ciudadanía movilizada denunciando la vulneración de sus derechos humanos, exigiendo soluciones, denunciando a los criminales, y generando redes solidarias de apoyo mutuo. Por tanto cualquiera que tenga conciencia de los crímenes que estamos sufriendo los ciudadanos, se rebele contra esta situación, puede ser parte del 15M. Ser quincemayista es, sobre todo, un estado de conciencia, que lleva a una movilización social. El 15M es una actitud de inconformismo, indignación y rebeldía.

El 15M se despliega en la calle, pero nace, crece y se reproduce en Internet y las redes sociales, así que quien no esté en ellas no puede estar informado de verdad sobre él, ni entender lo que es esta nueva realidad de participación social. Se actúa en red, de manera colaborativa y horizontal. Las ideas y propuestas surgen, se extienden y son aceptadas en la medida que son asumidas o no por la colectividad. Aquí no hay órdenes, aquí hay propuestas asumidas o no. El 15M es un método, es democracia en acción apoyada en las nuevas posibilidades que permite Internet.

Además lo que le da cuerpo al 15M es un ideario básico que se plasma en sus principales lemas. El que más escuece a los socialistas es el ya citado “¡PSOE PP, la misma mierda es!” o la expresión PPSOE. Algunos socialistas se revuelven dramáticamente ante ella, la sienten como un insulto y hacen una simple negación de la misma: “¡Imposible! ¡Es evidente que no somos lo mismo!”. Cuando más bien la respuesta que creo inteligente es preguntarse ¿Cómo es posible que tantos ciudadanos griten algo así? ¿Por qué lo dicen?

Resulta claro que el PP y el PSOE no son lo mismo, hay diferencias. Los avances en derechos en España se han producido habitualmente gracias a las mayorías y Gobiernos socialistas. Las pensiones mínimas, los servicios sociales, las prestaciones por dependencia, los servicios públicos de sanidad y educación, han mejorado como norma general bajo los impulsos del PSOE, y han retrocedido con los hachazos de los Gobiernos del PP. También los avances como el divorcio, la interrupción del embarazo, el matrimonio entre personas del mismo sexo, la rectificación registral del sexo, el aumento de la igualdad entre géneros… se producen con el PSOE. Los Gobiernos socialistas han sido habitualmente más respetuosos con la libertad de prensa y no han aplicado políticas represivas sistemáticas contra la protesta social, que recuerdan trágicamente al régimen fascista de Franco, cosa que sí sufrimos con el PP.

La mayoría de los participantes del 15M son más o menos conscientes de esas diferencias, pero aún así siguen hablando de PPSOE. Lo que ocurre es que, a pesar de esas diferencias, perciben que entre el PSOE y el PP se dan unas semejanzas que consideran muy importantes, y que son inaceptables ¿Qué pueden estar percibiendo como igual en ambos partidos? ¿Tal vez que el PP y el PSOE son los que han mantenido hasta ahora la regulación hipotecaria y bancaria que permite que los bancos estafen de manera sistemática a la ciudadanía? ¿Que las políticas de vivienda que han aplicado son prácticamente las mismas que han llevado a España a una criminal burbuja inmobiliaria? ¿Que ambos han realizado reformas laborales que progresivamente han dado más poder al empresario en detrimento del trabajador? ¿Que los dos han realizado reformas fiscales por las que los ricos cada vez pagan menos impuestos, mientras los trabajadores pagan más? ¿Que PSOE y PP han suscrito los tratados de la Unión Europea que han consagrado un espacio económico europeo donde se beneficia a la banca privada, impidiendo que el BCE financie directamente a los Estados? ¿Que ambos partidos han apoyado la construcción de una Europa donde no hay armonización fiscal ni laboral, tolerándose los paraísos fiscales, por lo que los capitales y empresas se van allí donde menos impuestos se paguen y los trabajadores cobren menos? ¿Que el PSOE y el PP acordaron al final de la última legislatura una reforma constitucional para consagrar que lo primero que se paga es la deuda antes que todo lo demás? ¿Que ambos han realizado en los últimos años reformas financieras para rescatar a los bancos, sin exigirles responsabilidades a sus gestores, en vez de rescatar a los ciudadanos? ¿Que los dos partidos son cómplices de que las grandes empresas energéticas estén abusando de los consumidores? ¿Que muchos exdirigentes del PSOE y el PP acaban “colocados” en las grandes empresas cobrando sueldos indecentes? ¿O estarán pensando en que tanto el PP como el PSOE han mantenido los privilegios de la Iglesia Católica y que se la financie de manera generosa? ¿O tal vez piensen en que ambos son los partidos que han impedido que se reforme el sistema electoral para hacerlo más representativo de la voluntad de los electores? Pues creo que todas, o muchas, de estas semejanzas percibidas son las que hacen que la mayoría de los participantes en el 15M consideren que, en lo esencial, el PSOE y el PP son lo mismo.

Siguiendo con el ideario que articula este movimiento, la manifestación del 15 de mayo de 2011 se convocó bajo un lema que resume mucho del 15M: “No somos mercancía en manos de políticos y banqueros”, y han surgido otros como “No somos antisistema, el sistema es antinosotros” o “Error del sistema, reinicia”. Muchos ciudadanos y ciudadanos han dicho ¡basta ya! de que se les trate como cosas, se les robe, estafe y engañe. Se tiene conciencia de los abusos que sufrimos, y de que este sistema que nos maltrata ha de ser cambiado radicalmente. Y esta toma de conciencia lo que está dando lugar es al inicio de un “proceso destituyente”, y a la exigencia de un nuevo proceso constituyente. La Constitución de 1978 y los Tratados de la Unión Europea ya no sirven. La movilización “Rodea el Congreso” del 25 de septiembre de 2012 es la que cristalizó esta exigencia.

Y unido con todo lo anterior, una de las entidades que forman parte del 15M tiene un nombre que también resume mucho de la esencia del 15M, que es la plataforma ciudadana “Democracia real Ya!” a la que también pertenezco. En las manifestaciones también se puede escuchar “Lo llaman Democracia y no lo es”, y “No nos representan”. En España sólo se vota cada cuatro años para elegir a representantes, y luego resulta que los políticos elegidos, mediante un sistema electoral que favorece a los grandes partidos y perjudica a los pequeños, pueden hacer todo lo contrario de lo que planteaban en su programa electoral. Por eso se habla de fraude electoral y de que no estamos en Democracia. En realidad, en España, los ciudadanos no tienen mecanismos por los que puedan participar en las decisiones políticas. En nuestro país gobiernan y legislan políticos que pueden hacer caso omiso a lo que quiere el pueblo, y muchos ciudadanos han dicho que se acabó y exigen una Democracia real. La Democracia es el gobierno del pueblo para el pueblo, cosa que ahora no tenemos.

Tampoco hay que dejar de señalar otros lemas como “No hay pan para tanto chorizo”, “No falta dinero, sobran ladrones”, “Tenemos la solución: los banqueros a prisión” o “Tenemos la solución: los corruptos a prisión”. También se percibe que vivimos en un país donde el latrocinio está generalizado a gran escala, se exige que se acabe con ello y se encarcele a los culpables.

Finalmente, hay que destacar que muchos consideran que el 15M es una ridiculez que no ha conseguido nada, y que simplemente es una pataleta de gente que monta manifestaciones. Pensamiento favorecido por el sistema y que demuestra una ignorancia gigantesca. Curiosamente me he encontrado con bastantes que piensan eso que, a la vez, se sienten muy orgullosos de la revuelta de mayo del 68, una movilización parisina que duró sólo un par de meses y que apenas tuvo efectos, ya que el neoliberalismo se consolidó en los años 70 y nos ha llevado a la situación que ahora sufrimos.

El movimiento 15M cuenta ya con muchos logros. El primero y fundamental, al que no se le suele dar importancia, es el que está haciendo que muchos tomen conciencia de lo que está pasando. El lema quincemayista que lo resume es “Dormíamos, despertamos”. El 15M cuenta ya con muchas herramientas de comunicación con perfiles en redes sociales muy seguidos, páginas web, audiovisuales, folletos, carteles, periódico, radio, televisión… que junto a los debates de sus asambleas y comisiones, como de los talleres y jornadas que se organizan, hacen una labor constante de concienciación y formación. La primera revolución es la revolución de la conciencia. Si las personas no comprenden lo que ocurre, no saben de la injusticias que sufren, no conocen las alternativas que solucionan los problemas que padecen, entonces cambiar la realidad social es imposible.

Otro logro también importante es defensa de la dignidad personal, de forjar un sentimiento de rebeldía y lucha colectiva. Es muy deprimente que te pisoteen, observar pasivamente lo mal que va todo, sentirte solo frente a la injusticia y no hacer nada por enfrentarte a lo que te daña. El 15M ha permitido descubrir a millones de ciudadanos que no están solos en su indignación, que somos muchos como dice el lema “Somos el 99%”, y además ha dado vías para que la ciudadanía se enfrente a los atropellos que sufre, lo que permite defender su dignidad personal y no caer en el derrotismo. El lema que lo refleja es “Si luchas puedes perder, si no luchas ya has perdido”, o los más conocidos “De norte a sur, de este a oeste, la lucha sigue, cueste lo que cueste” y “Sí se puede”. Y esta movilización, además, no se reduce a España, si no que se ha expandido al mundo entero. El 15M ha expandido la rebelión por la mayoría de los países del mundo, lo que se plasmó en las protestas que se celebraron el 15 de octubre de 2011 en ciudades de 90 países, y que fueron promovidas por los activistas españoles.

El 15M también realiza recursos ante los tribunales. Se ha denunciado que los bancos probablemente nos han estado estafando con la fijación del Euribor, y se está sentando en el banquillo de los acusados a Rodrigo Rato y demás implicados en la estafa Bankia, gracias a la acción del grupo 15MpaRato. También la movilización del 15M es la que ha conseguido paralizar la privatización del Canal de Isabel II en Madrid, al cuestionar la legalidad de la misma.

Por otra parte, el 15M ha reforzado las movilizaciones y acciones de las plataformas de afectados por las hipotecas (PAH) paralizando centenares de desahucios, logrando otros tantos alquileres sociales, y ayudando a que miles de personas busquen soluciones prácticas a su sustento diario. Estas acciones han puesto de manifiesto este crimen social ante la sociedad, y la necesidad de su solución, logrando recientemente que el Congreso de los Diputados apruebe la tramitación de una Iniciativa Legislativa Popular.

Las movilizaciones también han tenido otros logros, como la paralización del cierre del Hospital de La Princesa, evitar la expulsión de algún inmigrante retenido en un CIE, o la puesta en libertad de algunos detenidos como es el ejemplo de Alfon.

Además el 15M está favoreciendo que la ciudadanía tome las riendas de su vida surgiendo iniciativas de autogestión, como cooperativas de consumo, de crédito o de trabajo.

También el 15M está teniendo efectos políticos. Su acción está condicionando la agenda política, y modificando los programas y discursos de los partidos. Muchos jóvenes y activistas se están polítizando, en el mejor sentido de este término, y están implicándose en política, dando el paso a afiliarse, no siendo el PSOE una de las opciones que suelen elegir.

Al igual que una piedra lanzada a un estanque crea múltiples ondas que alteran el agua, el 15M está creando infinidad cambios sociales, y más que creará en el futuro. Aunque también tiene sus sombras y aspectos que mejorar, este movimiento está cuestionando de verdad el sistema, y por eso se le reprime violentamente y se le trata de desacreditar y ningunear.

Llegados a este punto, entonces se entenderá mejor que el 15M es rebeldía frente a la injusticia y opresión, es participación y exigencia de Democracia, es solidaridad, es rechazo a un sistema bipartidista que de facto favorece los intereses de los poderosos en perjuicio de la mayoría, es reclamar la soberanía del pueblo para dar lugar a un proceso constituyente, es defender los derechos fundamentales de las personas, es exigir Justicia, honradez, y que los criminales y corruptos sean castigados. Por eso muchos militantes socialistas somos quincemayistas.

Si el PSOE ha perdido las elecciones y está en los peores niveles electorales desde la aprobación de la Constitución de 1978, es por culpa de sus errores, porque millones de españoles han percibido que sus políticas les perjudican, y perciben que en vez de defender a los trabajadores, se favorece más a los ricos, bancos y grandes empresarios. El PSOE no ha perdido elecciones por el 15M. Este movimiento es la sana respuesta de la ciudadanía cuando la estafan, agreden y pisotean sus derechos, y el partido socialista lo que debe hacer es tomar buena nota de esta gran alarma para rectificar.

Ahora toca que la autocrítica que se ha iniciado en el PSOE se profundice, se hagan cambios en el ideario que ha dominado el partido en las últimas décadas, cambios en sus programas, y una depuración de responsabilidades a nivel interno por las grandes equivocaciones cometidas para que el PSOE vuelva a ser creíble. Y si no lo hace, los electores le seguirán colocando donde consideran que se merece. Que quede claro que muchos militantes socialistas seguiremos luchando para que el PSOE vuelva a ser un partido de la ciudadanía trabajadora, que se enfrenta a aquellos que la agreden y estafan, y que promueve el desarrollo de sociedades democráticas de bienestar.

Enrique Martín es el Secretario de Formación de la Agrupación Socialista de distrito Centro PSM-PSOE

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: