Bitácora de los socialistas de distrito Centro


¿SERIOS, O LÚGUBRES?
19 febrero 2013, 11:14 am
Filed under: Opinión | Etiquetas:

Guillermo AlonsoPor Guillermo Alonso del Real. Ser serio no es malo (en principio). Por ejemplo, muchos grandes humoristas son o han sido muy serios. Citaré sólo dos por conocimiento directo: Andrés Rábago “El Roto”, por ventura vivito y coleando, y Rafael Azcona, recordado y llorado. Claro que hay otros tipos de seriedad, como la del tío Desiderio, aquel de la cancioncilla: “Desiderio, Desiderio, siempre triste y siempre serio…” El pobre tío Desiderio reposaba en un cementerio y por eso tenía que llamarse así, para que rimase.

Una de las cantinelas o ritornelos más escuchados en boca del actual futuro ex -Presidente del Gobierno, Señor Rajoy (Brey por parte de madre) es aquella de que “somos un país serio”. Lo cuenta por ahí para ver si alguien se lo cree y nos aflojan un poco los tornillos. También suelta la frase para justificar el sistemático puteo a la ciudadanía, que así puede que se consuele de ser frita a impuestos, puesta a remojo en el desempleo crónico, privada de servicios sociales básicos y otras minucias. Estamos fastidiados, pero somos la mar de serios, porque pagamos nuestras cuentas pendientes con todas las mafias dinerarias y quedamos como señores.

Seriedad bastante dudosa, por otra parte, ya que el esperpento nacional exhibe toda una antología de la picaresca. Don Francisco de Quevedo y Villegas se hubiera regodeado creando uno de sus “Sueños”; Valle Inclán hubiera podido escenificar la segunda parte de su “Farsa y licencia de la Reina Castiza”. Un bonito juego de sobres repletos de pasta volandera, miembros más o menos amputados de la Familia Real pringados hasta las trancas, cumpleaños de incierta financiación rociados de papelillo a cañonazos, monarca dispuesto a intervenir el equilibrio ecológico alterado por el exceso de proboscídeos. Todo esto suena más bien a cachondeo. ¿Con que serios, eh?

Yo creo que, más que serio, hemos obtenido un País lúgubre. Nos han hecho melancólicos y tristones con una eficacia enorme. Es lo único que han conseguido, porque lo que es en otros aspectos no dan ni una. La demolición económica y social ha traído consigo una alteración cultural de grandes proporciones, porque el pesimismo se ha adueñado de una Nación proverbialmente animosa y hasta con cierta fama de jaranera. Y perdonen los nacionalistas de todo signo que utilice la palabra “nación” sin entrar en finos matices.

Pues nada, que somos más serios que la puñeta, como dice don Mariano. Claro que también suena muy serio y formal lo de la “oposición responsable”. Y es que entre todos la mataron y ella sola se murió.

Guillermo Alonso del Real es escritor, director de teatro, catedrático, sindicalista y senador en las constituyentes de 1978.

Anuncios

1 comentario so far
Deja un comentario

Que bien escribe Guillermo. ¡¡¡Aunque no tan serio como quisiera el Rajao, perdón oy!!!.

Comentario por Andres Bernal Montesinos




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: